El Hotel Emperador de Madrid un lugar emblemático que hay que visitar estas navidades

0
8307
Fachada del Hotel Emperador en la Gran Vía de Madrid
Fachada del Hotel Emperador en la Gran Vía de Madrid

Apenas quedan 15 días para que el 2017 llegue a su fin. Durante este año, Madrid ha visto reforzada su posición como destino de turismo urbano y de negocios y congresos y además se ha incrementado el número de turistas. No hay duda de que la capital seduce cada año a miles de turistas que ansían descubrir los rincones más maravillosos de esta ciudad. En el corazón de Madrid se encuentra el Hotel Emperador, un emblemático edificio que a lo largo de todos estos años ha conseguido convertirse en uno de los hoteles referente, un hotel para todos aquellos que quieran vivir una experiencia auténtica. Si todavía no has descubierto su encanto, aquí te proponemos 10 razones por las cuales no debes dejar escapar la oportunidad de visitar este hotel:

  1. Un Hotel con historia

En la Gran Vía Madrileña se levanta un majestuoso edificio que se ha convertido en uno de los emblemas de la capital. El Hotel Emperador forma parte del edificio Lope de Vega, que en su origen albergaba un gran centro comercial. Construido en 1946 por los arquitectos Otamendi, ha sido testigo de varios importantes eventos y en él se han alojado personalidades relevantes. Ello ha contribuido a dotar al hotel de un carácter propio que se refleja en cada pequeño detalle de exclusividad y confort.

  1. En el corazón de la Gran Vía

En una de las principales arterias de Madrid, se encuentra situado este hotel, concretamente en la Gran Vía. Su privilegiada ubicación es sin duda un valor añadido para todos aquellos huéspedes que quieran disfrutar de todas las actividades, restaurantes, y tiendas de la capital.  Desde el hotel, se puede contemplar la belleza de la arquitectura madrileña, las principales localizaciones de la urbe como la simbólica Plaza Mayor, el famoso Teatro Real o el archiconocido Palacio Real se encuentran a escasos minutos caminando.

Hotel Emperador Terraza
Hotel Emperador Terraza
  1. Terraza de verano

El hotel fue pionero en construir una piscina en su azotea, siendo esta la más grande y auténtica de la capital. Cuando el calor llegar a la capital, la piscina abre sus puertas y da la bienvenida a la temporada de verano. Este año 2017, fue inaugurada un año más, pero en esta ocasión con una imagen renovada. Una innovadora propuesta que sin duda aporta frescura, elegancia y vanguardia al hotel pero manteniendo su sello habitual.  Una filosofía que ha sabido plasmar a la perfección el reconocido arquitecto e interiorista Nacho García de Vinuesa. Él ha sido el encargado de asesorar y dirigir el proyecto de remodelación de una de las terrazas más emblemáticas de Madrid, convirtiéndola así en un “place to be” de la capital.

  1. Terraza de invierno

El 1 de diciembre, la terraza del Hotel Emperador llegaba de nuevo al cielo madrileño pero esta vez vestida de invierno y con una apuesta de autor en coctelería y combinados de manos del barman internacional Luca Anastasio, un espacio totalmente climatizado y adaptado para los días de lluvia y frío. Su diseño también lleva el sello de Nacho García de Vinuesa y permanecerá abierto de miércoles a domingo de 19:00 a 01:00 horas para todos aquellos que quieran experimentar un ambiente distendido y acogedor.

  1. Elegancia y lujo en las mejores suites

Las habitaciones del Hotel Emperador, muchas de ellas renovadas en el último año, albergan un espíritu señorial con una estética cuidada y con todo lujo de detalles. Aunque todas han sido decoradas siguiendo un estilo uniforme, cada una mantiene su singularidad para adaptarse a las necesidades de cada cliente.  El hotel cuenta con varias habitaciones superiores que se dividen en la siguiente tipología: Habitaciones Corner Junior Suite, Suite Emperador y por último Suite Emperatriz. Estas exclusivas estancias se encuentran ubicadas en el chaflán del edificio, ofreciendo fabulosas vistas al dinamismo de Gran Vía.

Suite Emperatriz del Hotel Emperador
Suite Emperatriz del Hotel Emperador
  1. Bodas de ensueño

El Hotel Emperador es un lugar perfecto para los novios que quieran ambientar su boda con un estilo urbano y unas vistas a los edificios icónicos de la capital. La elegancia que desprende por su histórica fachada, así como sus elegantes rincones ofrecen un evento completamente único. La flexibilidad del hotel permite organizar desde una boda clásica y tradicional hasta una más vanguardista con una barbacoa en la terraza. Romanticismo, distinción y exclusividad son algunos de los aspectos que se fundirán en un día mágico si el hotel Emperador está de por medio.

  1. Un lobby que respira arte

Con un acogedor ambiente y un atento servicio, el Lobby Bar del Hotel Emperador se ha convertido en un punto de referencia en la Gran Vía madrileña. El hotel no deja de sorprender a sus huéspedes y es que a pesar de mantener su ADN firme en todos sus rincones, al mismo tiempo, su diseño evoluciona a un estilo más vanguardista. Este lobby se ha convertido en una galería de arte, un espacio donde los amantes de esta disciplina podrán disfrutar de numerosas exposiciones de artistas emergentes y consolidados.

  1. Servicios para los más exigentes

El Hotel Emperador pone a disposición de sus huéspedes varios servicios adicionales. Por un lado, los amantes del bienestar disponen de un pequeño gimnasio y una sauna. Asimismo, los clientes que se alojen en una de las habitaciones superiores Club y Suite tienen acceso a la sala Emperador Club, un espacio privado VIP que propone un elegante ambiente para relajarse o hacer negocios con calma.

  1. Amplia oferta para eventos

El Hotel Emperador cuenta actualmente con una gran variedad de espacios interiores y al aire libre, concretamente doce salas de reuniones y eventos y una impresionante terraza en la azotea, donde se mezclan todas las comodidades actuales con clásicos elementos arquitectónicos, así como un experto equipo profesional.

Así, con la última incorporación de la terraza de invierno totalmente climatizada, el hotel amplía su oferta MICE para todo tipo de eventos. Este espacio nace para seguir dando respuesta a los clientes más exigentes.

  1. El hotel de las celebrities

La Gran Vía enamoró a muchos con su vitalidad y el sabor de la fusión producida por ese aire castizo, a la par que cosmopolita: Ava Gadner, Gary Cooper, Ernest Hemingway, o la reciente fallecida, Sara Montiel, entre otros muchos, disfrutaron de esta “mezcla entre Broadway y la Quinta Avenida”.

Hoy en día, muchas celebrities forman ya parte de la “gran familia Emperador”.  Ejemplo de ellos son la mediática pareja Alaska y Mario que celebraron su boda en la espectacular terraza del hotel.

Imprimir

Dejar respuesta